El término orgánico/ecológico

 

¿Por qué orgánico/ecológico?

 

El término ecológico, que está tan de moda, es simplemente la forma en que los alimentos se producían en el pasado. Todavía recuerdo en mi niñez cuando el lechero venia con su camión a nuestra calle directamente desde su granja. Todos los vecinos salían con sus ollas a comprar leche. Mi madre solía hervir la leche, como una forma de pasteurizarla. Solíamos hacer una nata riquísima con la crema que salía a la superficie. Te puedo contar historias como esta con todo tipo de comida. Solíamos ser niños sanos y felices (y los adultos también), pero luego llegó la producción en masa y los tomates nunca tuvieron el mismo sabor, así como la mayoría de las frutas y verduras. Sin olvidar la cantidad de pesticidas que se rociaron (y se siguen rociando) en todos los productos. Estoy convencida de que muchas de las enfermedades, alergias e incluso problemas de comportamiento tan comunes hoy en día, están relacionados con los alimentos que hemos estado comiendo. Lo he podido comprobar con mi familia y otras personas de mi entorno.

Podría hablarte mucho sobre este tema, pero no quiero que te aburras y dejes de leer mis próximas publicaciones. Al contrario, quiero compartir contigo mi pasión por la comida ecológica, rústica y saludable. Ojalá pueda hacer una diferencia en tu vida para que la disfrutes durante muchos años y, mejor aún, que la compartas con otras personas.

Cuando a mi marido lo diagnosticaron con hipertensión arterial y colesterol de un hombre de 65 años a los 32!, supimos que teníamos que solucionarlo de forma natural y evitar que tomara medicamentos por el resto de su vida. ¿Te imaginas? ¡Queríamos ser padres y teníamos que asegurarnos de que él estuviera sano y fuerte para criar hijos saludables y felices! Después de mucha investigación, encontramos un programa de pérdida de peso que emparejaba los grupos de alimentos con el tipo de sangre del paciente. Caro e incómodo al principio, se convirtió en nuestra forma de vida y de comer. Nos aconsejaron que si no comíamos alimentos ecológicos deberíamos tomar suplementos vitamínicos. Te puedes imaginar lo que hicimos a partir de entonces. Cuando mi marido volvió a su médico después de 6 meses en el programa ¡su presión arterial y sus niveles de colesterol eran los de un chico de 18 años! Nos quedó clarísimo que la comida es medicina, así como el ejercicio y un estilo de vida saludable y feliz. Pero voy a dejar este tema para otra ocasión.

Llevámos comiendo alimentos 100% ecológicos (siempre que es posible) desde entonces. Cuando nació nuestra hija , decidimos que, además de comida ecológica, la criaríamos con comida tradicional y rústica. La forma en que mis hermanas alimentaron a sus hijos. Mi hija es una niña muy sana, apenas se pone enferma. Cuando era pequeña solían preguntarnos por la calle por que tenía una piel tan radiante.

Sé que muchos de vosotros pensáis que la comida ecológica es cara, pero voy a demostraros que no lo es. Tus facturas médicas siempre serán más caras … Existen muchos programas que ofrecen productos ecológicos directamente de los productores, que es considerablemente más barato que en las tiendas o comercios. El mercado local y los farmers markets son excelentes. En estos últimos hablaras directamente con los agricultores y sabras como producen los alimentos. Conocer y saber de donde viene la comida es muy importante.

Bueno, pues aquí estoy para compartir mi amor, pasión y creencia de que comer alimentos ecológicos y saludables es la mejor manera de cuidar a tus seres queridos y a ti mismo/a (nunca te olvides de cuidarte).

Sin comentarios

Publicar un comentario