Un día de la Madre diferente

Un día de la Madre diferente

Un día de la Madre diferente

Este año, el día de la madre será (y ha sido) diferente para la mayoría de las mamás. Sin embargo, la esencia de la celebración permanence: pasar el día con nuestros hijos, incluso si es sólo en casa.

Cuando mi familia me preguntó qué quería hacer para el día de la madre, bromeé diciendo: “¡Sólo quiero estar en casa!” ¡Sí! Sé lo que estás pensando: “se cree muy graciosa”; pero en los tiempos que corren, creo que todos necesitamos un poco de humor.

Siempre he pensado que el día de la madre ha estado sobrevalorado. El único día del año en el que las madres no hacen labores domésticas (las que pueden) y pueden tomarse (en la mayoría de los casos) algún tiempo para sí mismas. Pero algunas de nosotras nos levantamos al día siguiente y descubrimos que la cocina de la cena de anoche está esperando para ser limpiada …

Como soy la organizadora de mi casa, el día de la madre siempre ha sido un poco complicado para mí. (Estoy segura de que muchas de vosotras sabéis a lo que me refiero, ¿verdad?). Siempre he tenido una idea de dónde y qué quería comer, a qué hora quería tener un rato para mí y siempre he proporcionado una lista de regalos (solo para asegurarme de recibir lo que realmente quería ☺) Por favor, no pienses que me gusta controlarlo todo … Bueno, puede que un poquito sí … (ja ja).

Este año me estoy tomando el día de la madre de la manera más simple que puedo. ¡Lo único que he pedido es no cocinar! ¿No crees que puedo hacerlo? ¡Por su puesto que puedo! Todos necesitamos un descanso de nuestro trabajo de vez en cuando.

Estando en confinamiento por más de 8 semanas, todo lo que quiero es comer al aire libre (el clima en el Norte de California es muy agradable en esta época del año) y que me regalen algo para mi bienestar, que espero usar con ilusión cuando se solucione toda esta pandemia.

Por alguna razón, ayer me desperté con la idea de esta publicación en mi cabeza. Sé que no es a lo que os tengo acostumbrados, pero dadas las circunstancias, me apetece mucho compartir con vosotros cómo me siento y lo que estoy experimentando este año. Me imagino que muchas de vosotras sentís algo muy parecido?

Esto es lo que se está cociendo en mi casa para el Domingo:

1. No quiero desayuno en la cama! ¡Si, es verdad! No me gusta comer en la cama. Soy una persona práctica y lo encuentro sucio y muy incómodo. Me imagino el café derramandose en la cama y me da no se qué! (Me ha pasado antes, por eso lo digo). Pero espero recibir una tarjeta escrita por mi hija y un cheque regalo de un spa que pueda disfrutar en un futuro próximo (que ilusión!).
2. Brunch al aire libre, que incluye algo de comida caliente (¡sorpresa!), ‘Scones’ bollos tradicionales ingleses con todo (mi pedido especial con crema chantilli y mermelada, ummm…), barra libre de mimosas (¡esto es lo más importante!) y café para terminar. Como le he dicho a mi marido, ¡después de la tercera mimosa, no creo que me importe mucho lo que esté comiendo!
3. Me disculpáis, pero yo no limpio, lo siento! Luego me sentaré (con suerte con mi hija. Estoy preparada a negociar; después de todo, es el día de la madre y se supone que ella debe de pasar tiempo conmigo) a ver el documental de Michelle Obama en Netflix. Después de leer su libro, tengo muchas ganas de verlo.
4. Tal vez me eche una siesta, dependiendo del calor que haga.
5. Juego de mesa con toda la familia.
6. Para cenar, he pedido un pollo asado en la rustidera. Como mi marido está a cargo, he pensado que es mejor darle el placer de usar su querida barbacoa. ¡No es que no pueda cocinar! Pero de esta manera los dos podemos disfrutar tomando una copa (o 2 …) en el patio mientras el pollo se está asando. ¿Qué va a preparar como guarniciones? No lo sé, y no … (ya sabes …)

En general, espero con ilusión un día sencillo y relajante que los tres podamos disfrutar juntos. Esperemos que nuestro gata se una a la fiesta en algún momento.

Y tú, ¿qué tienes planeado para el día de la madre?

Sea lo que sea, ¡te deseo que tengas un día maravilloso! Esperemos que el año que viene el Día de la Madre sea diferente a este.

Quédate en casa, cuídate, bebe responsablemente (¡a quién le importa, no tienes que conducir!) ¡Come bien y sé feliz!

Foto de @nishphotography 2014

 
 

No Comments

Post A Comment