Galletas de Mantequilla

Galletas de Mantequilla

Galletas de Mantequilla con Mermelada

Mira mi clase de cocina en vivo

Estas galletas son muy especiales para mí. Son las primeras galletas que hice con mi hija cuando era pequeña. Todavía recuerdo esas manitas cortando galletas y lo entusiasmadas que estábamos las dos trabajando juntas en la cocina!. Estas galletas de mantequilla son perfectas para todos los días y una delicia como galletas de sándwich. Córtalas en la forma que más te guste y rellénelas con tu mermelada favorita. A mí me gusta usar mermelada de fresa y albaricoque. Las galletas se congelan muy bien, así puedes tener galletas listas para hornear en cualquier momento. Haz masa doble y siempre tendrás galletas recién horneadas en tu despensa. Te encantarán con una taza de café o té.

Ingredientes

2 tazas (300gr) de harina blanca (también puedes usar 1/2 harina blanca y 1/2 integral o espelta)
1 cucharadita de levadura en polvo (para repostería)
14 cucharadas (200 g) de mantequilla salada fría
½ taza (100gr) de azúcar
1 huevo
1 cucharadita de esencia de vainilla
Una pizca de sal (si usas mantequilla sin sal)

• Sobre un bol grande (o usando la maquina amasadora), tamiza la harina con la levadura y la sal (si la usas).
• Corta la mantequilla en dados pequeños.
• Agrega la mantequilla a la mezcla de harina y, trabajando con las manos, mezcla la mantequilla con la punta de los dedos hasta lograr una textura de pan rallado. Si usas la máquina amasadora, utiliza el accesorio de paleta y mezcla a velocidad baja.
• Agrega el azúcar y sigue mezclando.
• Bate ligeramente el huevo y la vainilla.
• Agrega el huevo y la vainilla y mezcla haciendo ochos con un cuchillo de mantequilla o una espátula hasta que se combinen (mira el video en Inglés para que veas como se hace). Si usas la máquina amasadora, mezcla hasta que la masa esté formada.
• Coloca la masa sobre una superficie enharinada y amasa ligeramente hasta que esté bien combinada.
• Envuelve la masa con papel de hornear o un paño de cocina, y enfría durante 15 minutos en el frigorífico. En un día muy caluroso puedes enfríar la masa en el congelador durante 5 a 10 minutos.
• Corta la masa en 4 partes iguales y entíralas con un rodillo sobre una superficie enharinada hasta conseguir un espesor de 0.2” (0.5 cm).
• Elije los cortadores de galletas que más te gusten y corta suficientes galletas para hacer sándwiches. Para la capa superior, corta un pequeño agujero en el medio, para que se vea la mermelada.
• Hornea en un horno precalentado a 350F (180C) durante 10 a 15 minutos. (presta atención porque las galletas más pequeñas se cocinarán más rápido)
• Deja que las galletas se enfríen en una rejilla y comienza a hacer sándwiches. Cómete las galletas pequeñas, ¡son deliciosas!
• Esparce un poco de azúcar glas (impalpable o en polvo) para darles un aspecto más elegante.

Estas galletas sandwich son un regalo perfecto para Navidad, para repartir entre tus compañeros de trabajo, del colegio, los profesores… Coloca de 3 a 5 galletas sandwich en una bolsa pequeña o en una caja de regalo y átale una cinta con una etiqueta con los ingredientes. ¡Tus amigos y familiares quedarán encantados!

No te olvides compartir tus fotos y etiquetarme 🙂

Deja tus comentarios, ¡me encantará saber de ti!

¡Come bien y sé feliz!

 

 

No Comments

Post A Comment